Etiquetas...

domingo, 22 de enero de 2017

Cuenta 140 - "Disgustos de banqueros" (Diciembre de 2016)


En cuanto el mendigo entró en la oficina, lo invitaron, amablemente, a abandonarla. No vieron el décimo que portaba en la mano.

Este relato fue uno de los mencionados en la semana dedicada al "disgusto de los banqueros" del Cuenta 140. Vaya mi agradeciento para Juan Aparicio Belmonte y El Cultural.
Los siguientes, resultaron finalistas:


Iba con la pretensión de oponerse a vender preferentes. Cuando irrumpió en la oficina, encontró su mesa de trabajo ocupada. 

Hasta que vio su contenido, pensaba que era el único que conocía la combinación de la caja fuerte.

Aquí os dejo, también, los otros que presenté:

  1. Tras convertirse en directivo, hizo lo posible para que lo cesaran. Sabía que había indemnizaciones millonarias. Desconocía que en pesetas.
  2. Tras convertirse en directivo, hizo lo posible para que lo despidieran: sabía lo de las indemnizaciones millonarias.
  3. Esa mañana, le pareció que Antúnez saludaba con más efusividad a su vicepresidente.
  4. Invirtió todos sus ahorros en los fondos de inversión que le aconsejó su vicepresidente.
  5. Desde que lo nombraron Presidente del FMI, sus amigos y familiares han vuelto al trueque.
  6. Desde que lo nombraron presidente del banco, el precio de las vajillas ha caído a mínimos históricos.
  7. Ninguno de los empleados de la sucursal podía ir a la cena de empresa. En el restaurante al que fue con su esposa, se encontró con ellos.
  8. Por abrir una cuenta, regalaban un pendrive. En un descuido, entregaron el del director a un cliente que era policía.
  9. Organizó una cena en la sucursal. Mientras los demás tomaban copas, él salió para tirar la basura. Primero cogió unas bolsas que no olían.
  10. Iba con la pretensión de negarse a vender más preferentes. Cuando llegó al parking, encontró ocupada su plaza de aparcamiento.
  11. Entró furioso.  Buscaba al director del banco. Salió tranquilo, con un nuevo fondo de inversión contratado.
  12. Mientras esperaba a que volviese el empleado con la copia del contrato a firmar, el de la mesa de al lado le hacía señas para que se fuera.
  13. Cometió la imprudencia de guardar el dinero bajo el colchón de la cama: su esposa tenía un amante; y era banquero.
  14. Cometió la imprudencia de guardar el dinero bajo el colchón de la cama: el amante de su esposa sabía que era banquero.
  15. Se comportaba con normalidad, hasta que escuchaba un chasquido de dedos y se dirigía, como un autómata, a la sucursal del banco.
  16. Agarró una bolsa de monedas y viajó al pasado: quería adelantar el final del trueque.
  17. Entró a cara descubierta para atracar la sucursal. El cajero llevaba puesto un pasamontañas.
  18. Por haberse negado a vender fondos de inversión de alto riesgo, lo nombraron desempleado del mes.
  19. Su padre y su abuelo fueron banqueros. Su bisabuelo y su tatarabuelo, también. El único ascendiente que no lo fue, inventó el dinero.
  20. Se comportaba con normalidad, hasta que alguien dejaba caer unas monedas para que se dirigiera, encolerizado, a la sucursal del banco.
  21. Entró a cara descubierta para atracar la sucursal. El cajero llevaba puesto un pasamontañas.
  22. Entró a cara descubierta para sacar mil euros. El cajero, con un pasamontañas, le obligó a ingresar dos mil.
  23. Se tiró por el acantilado. Cayó sobre los cuerpos muertos de aquellos a los que estafó.
  24. Se tiró por el acantilado. Cayó sobre los cuerpos muertos de aquellos a los que vendió fondos de inversión.
  25. Al director del banco le gustaba entregar las vajillas con un plato hecho añicos: no toleraba que nadie rompiera uno antes que él.
  26. Presentó su dimisión en el trabajo y le pidió a su mujer el divorcio. Luego, intentó cancelar su cuenta bancaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario