Etiquetas...

sábado, 5 de marzo de 2016

Cuenta 140 Poesía ("El mirador")



Los árboles giran sus ramas
como relojes de aguja danzantes
suspendidos en un tiempo sin gravedad. 

El anterior poema es finalista del Cuenta 140 de El Cultural de El Mundo, concurso dirigido por Pérez Azaústre. El tema de esta semana es "El Mirador".

A continuación os dejo otros poemas con los que también he participado:

Una estrella. Sólo una estrella
derrama luces que dibujan mis facciones
en esta maldita estación espacial. 


Me vi pasar de largo, retroceder y volver a caer;
levantarme, bifurcar caminos
y llegar: llegar siempre al mismo sitio.
  

Risas, silbidos de tenedores y cucharas.

Melodías de miradas por encima del mantel.
Por debajo, murmullos de cuchillos rotos.


Me miran expectantes allí abajo.
Agarro el trapecio y me lanzo.
Siete balanceos, cuatro piruetas y vuelvo a la jaula.


En mi memoria controlo el tiempo
[lo rebobino, lo freno, lo detengo].
Luego, la vida lo acelera sin poder verlo pasar.


Punto medio: inaccesible, ideal, etéreo,
soñado en el centro entre nuestros extremos.
Quizás deba dejarme caer y tú volar para rescatarme.

 
Sobre las cenizas aún candentes
se yergue tu figura serpenteada
y me dejo morder.


Bandadas de espantapájaros
se esparcen por el cielo
para impedirnos volar.


¿Cambia la persona dependiendo del paisaje?
¿Cambia el paisaje dependiendo de la persona?
¿Quién se asoma a quién?


Aprendí a mirar navegando entre tus ojos;
a palpar, volando por tus labios;
a escuchar, resucitando en tus oídos.


Advertí un nuevo cielo
en el que había espacio suficiente
para que volaran nuestros sueños.


Una luz refulgente
desciende por las sinuosas escaleras.
Abajo, aguarda el dragón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario