Etiquetas...

lunes, 21 de diciembre de 2015

Cuenta 140 ("triángulos")

En la semana dedicada a "los triángulos", el siguiente microrrelato resultó finalista del Cuenta 140 de El Cultural de El Mundo:

Primero observó que sus pisadas pasaban a ser triangulares. Luego, sus brazos transmutaron en alas y echó a volar.

Mi agradecimiento a Juan Aparicio Belmonte y mi enhorabuena al ganador:  Max van der Chasquen.

Otras propuestas presentadas sin éxito fueron:
  1. Cambió su percepción del mundo cuando vio cómo se transformaba aquella señal circular de “stop” en una triangular de “ceda el paso”.
  2. Los trillizos configuraban un triángulo equilátero. Cuando todos se enamoraron de la misma chica transmutó en cuadrilátero.
  3. Hacía tiempo que nadie lograba  enamorarse. Decían que era porque la punta de las flechas que lanzaba Cupido ya no eran triangulares.
  4. Siendo tan  cuadrada sorprende que me haya hecho cambiar tres veces de árbol de Navidad por no tener una forma  suficientemente triangular.
  5. Aquellos ángulos obtusos, a pesar de coincidir en todo, nunca formarían un triángulo, pero sí un rombo que los demás verían doble.
  6. Anduvo de tejado en tejado escudriñando el cielo en busca de su luna perdida. Cuando se dio por vencido maulló hasta que el sol fue testigo.
  7. Todas las flechas de su vida señalaron la dirección equivocada. Cuando apareció una que no, no la eligió.
  8. Se auto denominaba "Triángulo de las Bermudas". En cuanto entraba en casa, los amantes con los yacía su mujer desaparecían
  9. Aquel extraño triángulo que se formó entre Marte, Júpiter y Saturno le hizo perder los anillos a este último.
  10. Fallaba la geometría. Si se alimentaba a base de porciones triangulares de tartas, empanadas y quiches: ¿por qué se puso redonda?
  11. Era el único que veía su sombra con forma triangular. Los demás sólo percibían cómo les clavaba sus vértices.
  12. El “cara a cara” se convirtió en un triangular cuando uno de los candidatos sugirió bajar los sueldos de los moderadores de debates.
  13. Su paso por el mundo se resumía con un tríptico donde “nació” y “murió” eran más extensos que “vivió”.
  14. Tuvo que abrir una ventana en el faldón de su tejado. Trataba de que llegara luz a una casa donde la convivencia resultaba insoportable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario